Meriendas de cumpleaños divertidas y saludables

By octubre 26, 2018Sin categoría

La fiesta de cumpleaños de Inés está al caer y Marta, su mamá, tiene dos cosas muy claras: quiere que se celebre al aire libre, para que los niños puedan correr y jugar a sus anchas y que la merienda sea lo más saludable posible.

Celebrar una fiesta de cumpleaños al aire libre, y que el tiempo acompañe, es algo que no depende de nosotros. Pero lo que sí está a nuestro alcance es ofrecer a nuestros pequeños invitados una merienda de aniversario saludable, con opciones nutritivas que gusten a los niños y satisfagan a los papás. Por lo general, las fiestas de cumpleaños vienen a ser una sobrecarga de azúcar y calorías vacías, con variedad de aperitivos de bolsa, pasteles industriales, golosinas y refrescos de colores imposibles… Pero, siendo realistas, los niños esperan estas ocasiones para comer cosas distintas y sorprendentes. Así que, como en todo, hay que buscar un equilibrio.

En su empeño de preparar una merienda rica y saludable, Marta ha buscado alternativas para la fiesta de cumpleaños de Inés, sin perder de vista el deseo de que sus amiguitos disfruten con algo interesante. Éstas son algunas de sus propuestas para el menú:

  • Brocheta de bananito: Se pela un plátano enano y se ensarta con un pincho largo. Luego se baña en chocolate negro fundido, se espolvorea con coco rallado o quínoa hinchada y se deja enfriar en el frigorífico.
  • Piruletas de queso: Se hacen bolitas con queso cremoso en frío, se ensartan en palillos y se rebozan con trocitos de almendras tostadas (o bien con maíz inflado, avellanas, nueces, etc.)
  • Fresas bañadas en chocolate: Sumergimos las fresas enteras en chocolate negro fundido y las servimos cuando haya solidificado.
  • Pulgas o pequeños bocadillos rellenos de guacamole y tomatitos cereza.
  • Flanes de gelatina vegetal con trocitos de frutas.
  • Pequeñas magdalenas con frutas del bosque.
  • Palomitas de maíz caseras, salteadas en aceite de oliva y con melaza de arroz.
  • Empanadillas de verduras y queso.
  • Pequeñas pizzas integrales de tomate, mozzarella y jamón.
  • Crepes de manzana rellenas con mermelada de fruta, dulce de leche o virutas de chocolate.

Para beber:

  • Agua fresca de sandía (elaborada con zumo de sandía y hielo picado)
  • Limonada edulcorada con estevia
  • Cóctel de zumo de naranja y unas gotas de jarabe de grosella
  • Refrescos bajos en calorías y sin cafeína
  • Batido de leche y chocolate
  • Bebidas vegetales (almendra, arroz, avena o coco), con un toque de vainilla

¿Y el pastel?

Lo ideal es hacer un pastel casero, de este modo reducimos la cantidad de azúcares y grasas saturadas. Opta por nuevas versiones más saludables, como el de zanahoria con pasas y nueces, manzana o frutas del bosque.

Con estas propuestas, Marta va a preparar una mesa de ensueño para Inés. Cabe decir que la decoración también es importante, ya que la comida entra por los ojos. Además, los alimentos son tan ricos y saludables que, por un día, pueden sustituir perfectamente a una cena. Ahora sólo falta esperar que el tiempo acompañe…

Imagen: Pixabay